¿Profesor o Líder?

En la actualidad, en Ecuador hay 103.000 nombramientos y unos 37.000 profesores con contrato, y para el año 2017 esperan incrementar ese número hasta 166.000 docentes, según información publicada por la Agencia de Noticias Andes.(1)  A esto hay que sumarle todos los aspirantes que están cursando sus carreras de pedagogía, muchos de ellos para contar con el respaldo de un título que los avale para su contratación, pero dejando de lado el aprendizaje del método de enseñanza y la verdadera vocación de enseñar para ayudar en la evolución de los estudiantes, no sólo en conocimientos sino también como personas; no para formar obreros sino líderes.

Lo cierto es que cada vez más, muchos aspirantes a profesores ya sea empujados por presión de familiares a hacer algo con su vida o por la necesidad económica, buscan una “profesión” que se pueda ajustar a su realidad y dejan de lado el perseguir su verdadera vocación. Está claro que, en cualquier aspecto de la vida, para escoger algo hay que tener un cierto grado de afinidad y voluntad, mucho más si es a lo que piensas dedicarle del 70 al 90 por ciento de tu tiempo, por lo que se vuelve imperativo descubrirse a sí mismo para definir qué es lo que queremos exactamente para nuestra vida.

A través de los años, tenemos varios ciclos de aprendizaje en aulas, y para la generación Y ya no basta con llegar hasta el tercer nivel sino que buscan formación de cuarto y quinto nivel, traducido en muchas clases con distintos educadores. El resultado de ese tiempo de aprendizaje se verá reflejado por el empeño propio obviamente, pero también por la calidad con la que el educador supiera transmitir los conocimientos y experiencias, que a la larga serán un punto de partida para las experiencias que vivirán los estudiantes en sus puestos de trabajo.

Actualmente me encuentro realizando mi maestría en una escuela de negocios en Madrid, y en lo personal estoy comprobando que no es lo mismo transmitir conocimientos que enseñar a aprovecharlos, y al parecer mucho depende de la pedagogía y capacidad de empatía del educador.

Entonces, a la hora de decidir en capacitar a personas, quizás no basta con acumular conocimientos e información para uno mismo, por más enciclopédico que pueda parecer, si al momento de transmitirlos se fracasa dejando a los receptores sin las ideas claras, con más dudas de las que llegaron, y con un decremento de su valioso tiempo y dinero.

Con esto podemos plantearnos la cuestión, actualmente ¿necesitamos profesores o líderes?

stock-photo-44027290-the-end-of-schools

(1) http://www.andes.info.ec/es/noticias/planta-docente-publica-ecuador-aumentara-166000-profesores-2017.html

Anuncios

2 comentarios en “¿Profesor o Líder?

  1. Pues es ovìo que necesitamos lìderes, alguien que te incentive a poner en practica lo que te esta enseñando, y que el pensum estudiantil se ajuste màs a la realidad del trabajo, màs pràcticas.
    A muchos profesores sòlo les importa dar su clase a medias por ganar su sueldo, sin importarles si el alumno esta captando su idea, si lo ha entendido, osea no hacen razonar al alumno y esto es desde la escuela, no despiertan su inteligencia, no la explotan.
    Conclusiòn necesitamos LIDERES CON CAPACIDAD DE ENSEÑAR

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s